Suscríbete por RSS

La osa y el madroño

Escudo de Madrid
La osa y el madroño llevan ochocientos años en el escudo de Madrid, pero ¿cómo llegaron ahí?.

El primer escudo, antes de 1200
Los escudos medievales solían testimoniar hazañas realizadas o los animales o cosas importantes que existían en los entornos de sus gentes. De ahí que el primer emblema de Madrid representara una piedra de pedernal sumergida en agua, y una leyenda que rezaba:

Fui sobre agua edificada
Mis muros de fuego son
Esta es mi insignia y blasón


Los madrileños estaban muy orgullosos de los muros de pedernal que despedían chispas al ser golpeados y de los grandes acuíferos que aún hoy conserva. Estos acuíferos le habían dado su primer nombre, Matrice, cuando aún era una aldea visigótica edificada alrededor de un arroyo matriz. Nacía en un manantial próximo a la Plaza de Puerta Cerrada y tenía su cauce a lo largo de lo que hoy es la calle de Segovia. Más tarde, con la invasión musulmana este arroyo sería canalizado en galerías llamadas mayrát, nombre que terminaría derivando en Magerit y más tarde en Madrid.

La osa
En 1202, Alfonso VIII concede los fueros a Madrid, lo cual permitía disfrutar de las tierras y montes desde Madrid a la Sierra. La Clerecía y el Concejo comenzarán a disputarse el dominio de estas tierras. El pleito durará 20 años y se adoptará una solución salomónica: los clérigos se quedarían con los pastos y tierras que rodeaban al castillo de Madrid y sus montes, mientras que el Concejo sería el dueño de los pies de los árboles y la caza.
Como resultado de esta decisión, la Clerecía madrileña adopta el emblema de una osa pastando en un campo. Este emblema pretendía representar el poder de la Iglesia, haciendo notar que aunque el Concejo tuviera potestad sobre las fieras para cazarlas, éstas se inclinaban para alimentarse de los pastos de la Iglesia. Siete estrellas adornaban su lomo, semejantes a la constelación de la Osa Menor.

El madroño
El Concejo crea a su vez otro blasón, en el que la osa aparece erguida sobre sus dos patas traseras, alimentándose de los frutos de un madroño. El arbusto simboliza la posesión de los pies de los árboles que correspondía al Concejo y su importancia para la construcción en una ciudad que, como la osa, comienza a levantarse. Añaden también una cinta azul, color que representa la pureza del cielo de Madrid, en la que colocarán las siete estrellas.

La corona
En 1544, Carlos V, agradecido por los cuidados recibidos mientras había permanecido en cama con fiebres, ofrece a los representantes de Madrid una distinción real. Éstos rehusan diciendo que cualquier privilegio que quiera otorgales debe dárselo también a Madrid.
El rey decidió entonces concederle a la Villa el privilegio de llevar la corona real en su escudo. Por entonces las fiebres solían tratarse con un brebaje de hojas de madroño, de forma que la corona se colocó en un principio sobre el arbusto. Hacia el siglo XVIII la corona comienza a representarse encima del blasón.

En 1859 se divide el escudo para hacer sitio a un grifo dorado sobre fondo azul, en representación de un dragón que había sido encontrado en el siglo XVI durante las obras del ensanche de Puerta Cerrada. Este escudo también incluía una corona sobre campo de oro, concedida por las Cortes de 27 de Diciembre de 1822. La corona era una trenza de guirnalda de hojas de roble y una banda carmesí.
Finalmente, en el pleno 28-4-1967, el Ayuntamiento dispuso un nuevo escudo que decía así:

En campo de plata un madroño de sinople (verde), terrasado de lo mismo, frutado de gules, (rojo) y acostado de un oso empinante de sable (negro) y bordura de azur, cargada de siete estrellas de plata; al timbre, corona real antigua.

Ese mismo año se erige la escultura de la osa y el madroño que puede contemplarse en la Puerta del Sol. También la historia de dónde ha estado ubicada la estatua es muy interesante, la contamos aquí.

Etiquetas: ,

15 comentarios:

Blogger Arturo J. Paniagua dijo...

Oiga, vale que haya que tragarse el rollo de la paridad, la igualdad y todo eso, pero no me le cambie el sexo al OSO.

Estas feministas...

;)

22 de marzo de 2005, 16:24  
Blogger piradaperdida dijo...

Es una osa. No tiene... digamos que carece de ciertos atributos indispensables para ser un oso.

22 de marzo de 2005, 16:52  
Anonymous Juan Carlos dijo...

Q articulo más interesante, sigo este blog desde hace mucho (ya casi tres minutos) y puedo decir que es lo mejor q he leido en toda mi vida en este blog

22 de marzo de 2005, 18:49  
Blogger Arturo J. Paniagua dijo...

Jajajaja, tu eres de esos inocentes que todavía creen que eso es un Madroño. Este oso es el Nacho Vidal de los emblemas :P

23 de marzo de 2005, 2:01  
Blogger kusipi dijo...

muy interesante...era osa entonces???ya sabía yo ke estos machistas cambiarían la historia para meter al marido de la modelo en la foto finish...
voto por crear una plataforma para reivindicar a gallardon un reconocimiento a esa osa...(algo del woman secret en la estatua de sol no eh??)...ke cruel es el tiempo.

27 de marzo de 2005, 20:47  
Anonymous Anónimo dijo...

Creo que basta con pasarse por la puerta del sol y mirarle las intimidades al plantígrado.

Se dice plantígrado ¿no?

27 de marzo de 2005, 23:39  
Anonymous Anónimo dijo...

Ah, y desde este protector anonimato, sugiero... no, EXIJO que se hable del significado de 'Madrid' y la bandera de la comunidad.

MWHAHAHAH

27 de marzo de 2005, 23:42  
Blogger piradaperdida dijo...

el pueblo ha hablado...
de todas formas se entiende que Madrid viene originariamente del latín matrice, nombre que le sobrevino por el arroyo matriz que había en su suelo.
Más tarde, durante la invasión árabe, la ciudad precisó de un sistema de canalización del agua eficaz que la hiciera llegar a todos los barrios. Los árabes, hábiles en la arquitectura del agua, organizaron un sistema de galerías subterráneas a las que llamaron mayrit, adaptando el vocablo latino. Al parecer la pronunciación sonaba así como majrit o magerit. Madrid está cargada también del significado de agua subterránea.
Tras la reconquista se recuperó la raíz latina del nombre de la ciudad, que evolucionó de la misma forma que otras palabras del latín vulgar, y en especial de forma paralela a la palabra madre. Madrid, madre de aguas.

28 de marzo de 2005, 0:26  
Blogger Tabu dijo...

No solo me cuenta el origen del escudo sino q descubro q el Oso es una Osa (seguro q eso es idea de tu padre :P), y ademas me suelta el origen del nombre.

No te aburres en clase de documentacion, eh?

Por cierto, encantado de verte por la comunidad bloggera preciosa.

Un besazo.

28 de marzo de 2005, 10:58  
Anonymous Kamuii o Erunamo dijo...

Además, me parece q la Osa del escudo está presente en honor a la constelación :)

Claro que siempre puedo estar equivocado...

un saludei a ellos y un besazo pa ellas :)

11 de abril de 2005, 15:38  
Blogger piradaperdida dijo...

así es, la osa y las siete estrellas aluden a la constelación :)

11 de abril de 2005, 17:16  
Anonymous Anónimo dijo...

si es osa es osa narices

28 de octubre de 2009, 10:45  
Anonymous Anónimo dijo...

Es cierto que dicen que ni es oso ni es madroño? dicen que es una osa y una encina.

23 de abril de 2013, 12:17  
Blogger Laura Blanco dijo...

Es verdad que es una osa (le faltan atributos que demuestren lo contrario) pero el árbol, ¡sin duda es un madroño!

14 de mayo de 2013, 13:42  
Anonymous Anónimo dijo...

La osa/o alzada contra el árbol (¿madroño?) era el símbolo del poder de la Iglesia. Mariano y Gallardón nos recuerda que no ha cambiado nada en el Madrid actual desde entonces.

16 de mayo de 2013, 20:20  

Publicar un comentario

< al inicio