Suscríbete por RSS

Madrid según... El Barrio

Te voy a contar una historia, 
todo un cuento sin hadas.
Bastaron dos copitas y una simple mirada,
deseo de escapada se palpaba en el ambiente.
Pasábamos tres kilos del decir de la gente,
pensamos en voz alta una locura indecente.
Tener una aventura que no entrara en la mente,
le dimos tantas vueltas a una ruta inventada, 
pusimos la directa rumbo a la madrugada.

Nos fuimos pa' Madrid y sin remordimiento,
como un deseo infantil buscamos una pensión,
para comernos a besos.
Sí, sí, Madrid,
y sin remordimiento,
como un deseo infantil buscamos una pensión 
para unir nuestros cuerpos.

Recuerdo aquellos labios susurrando al oído,
llévame de tu mano donde duerma el olvido,
preséntame tu cuerpo que las ansias me ahogan,
pongamos esta noche, sirva como testigo 
levántame el pellizco que entra por el ombligo 
y come de mi cuerpo sin pagar el tributo 
y trepa por mi espalda hasta el último minuto. 

Nos fuimos pa' Madrid y sin remordimiento,
como un deseo infantil buscamos una pensión,
para comernos a besos.
Sí, sí, Madrid,
y sin remordimiento,
como un deseo infantil buscamos una pensión 
para unir nuestros cuerpos.

Y va muriendo la noche cuando va despuntando el día, 
eran mis ganas con tus ansias en silencio las más sutiles melodías.

Te voy a contar una historia,
todo un sueño encantado.
Yo soy del que se muere sin tener alguien al lado,
me pierdo en la aventura en la pasión de unos besos 
en las adversidades sólo soy contrapeso.
Me considero fácil de manitas muy largas 
aunque un buen dulcecito nunca a nadie le amarga 
te conocí en el sitio a la hora precisa 
ven, come de mi cuerpo despacito y sin prisa. 

Nos fuimos pa' Madrid y sin remordimiento,
como un deseo infantil buscamos una pensión,
para comernos a besos.
Sí, sí, Madrid,
y sin remordimiento,
como un deseo infantil buscamos una pensión 
para unir nuestros cuerpos.

Enséñame el abismo que tiene la locura 
prometo ir despacio al tocar tu cintura 
soy de los que sacian con la simple caricia 
hoy voy hacer de ti portada de una noticia.

Nos fuimos pa' Madrid y sin remordimiento,
como un deseo infantil buscamos una pensión,
para comernos a besos.
Sí, sí, Madrid,
y sin remordimiento,
como un deseo infantil buscamos una pensión 
para unir nuestros cuerpos.


Pa' Madrid. El Barrio.
La Voz de mi Silencio, 2007

6 comentarios:

Blogger celemin dijo...

Bueno, no es que diga mucho sobre Madrid...

Un ligue ocasional lo puedes encontrar en cualquier ciudad.

6 de octubre de 2008, 8:53  
Blogger Matritensis dijo...

Madrid como siempre, el lugar para hacer guarrerías, ¡posss no es grande España!

Malditos pecadores :P

6 de octubre de 2008, 13:48  
Blogger Manuel Romo dijo...

¡Óle, óle y óle!
¿Qué más puedo añadir...?

6 de octubre de 2008, 22:17  
Blogger Rubén dijo...

muy chula la primera entrega del anecdotario madrileño de ilustrae:
http://www.ilustrae.com/ilustrae/2008/10/breve-anecdot-1.html

9 de octubre de 2008, 0:02  
Blogger Kaos Baggins dijo...

no es mi estilo musical, pero esa cancion me encanta, la llevo pegada desde hace unos dias

y cierto que no dice mucho de madrid, o ¿tal vez si?
el ligue no es en madrid, sino que van despues a madrid

habla de madrid como de lugar donde empiezan y finalizan historias, como el lugar cosmopolita donde buscar refugio de las vidas, mientras que al tiempo los madrileños buscan a veces huir

no se sabe si uno de los dos era de madrid, pero lo son desde que buscan esa pension, por que madrid acoge a quien quiere venir, por que tiene los brazos abiertos y los ojos entrecerrados, es discreta y acogedora al tiempo

no habla mucho de madrid, en realidad casi nada, pero en ese casi nada, hay cosas encerradas
o quizas las quiera ver por que me gusta la cancion jejeje

9 de octubre de 2008, 15:15  
Blogger piradaperdida dijo...

la verdad es que no es el estilo de música ni el tema que más me atrae, pero coincido con Kaos en que habla de un aspecto de Madrid que está ahí :)

rubén, muy chulo el enlace!!

saludos

9 de octubre de 2008, 19:52  

Publicar un comentario

< al inicio