Suscríbete por RSS

De Pepes, Manolitos y Pacos

Hay en Madrid muchos casos de esta aplicación del diminutivo o de la fórmula familiar del nombre, aun tratándose de personas que han entrado en la madurez de la vida. Hasta hace pocos años, al autor cien veces ilustre de Pepita Jiménez, le llamaban sus amigos y los que no lo eran, Juanito Valera. En la sociedad madrileña, la más amena del mundo porque ha sabido combinar la cortesía con la confianza, hay algunos Pepes, Manolitos y Pacos que, aun después de haber conquistado la celebridad por diferentes conceptos, continúan nombrados con esta familiaridad democrática que demuestra la llaneza castiza del carácter español. El origen de esto habrá que buscarlo quizá en ternuras domésticas o en hábitos de servidumbre que trascienden sin saber cómo a la vida social. En algunas personas, puede relacionarse el diminutivo con el sino. Hay efectivamente Manueles que nacieron predestinados para ser Manolos toda su vida. Sea lo que quiera, al venturoso hijo de D. Baldomero Santa Cruz y de doña Bárbara Arnaiz le llamaban Juanito, y Juanito le dicen y le dirán quizá hasta que las canas de él y la muerte de los que le conocieron niño vayan alterando poco a poco la campechana costumbre.

Benito Pérez Galdós, Fortunata y Jacinta.

Anotaciones relacionadas: Manolos y manolas de Lavapiés

Etiquetas: ,

7 comentarios:

Blogger Shubby dijo...

Este texto me hace recordar a mis antiguos vecinos, cuyos hijos se llamaban Cesitar, Conchín y Pilarín... cabe destacar que Cesitar tendría unos 60 años cuando le seguían llamando así.

19 de marzo de 2009, 14:10  
Blogger piradaperdida dijo...

vaya tela!!

19 de marzo de 2009, 20:43  
Anonymous Madrid de bolsillo dijo...

A ver, a mi hermano lo llamaré "tete" toda mi vida, y ya tiene 50 tacos

25 de marzo de 2009, 17:14  
Anonymous Anónimo dijo...

Madrid tres meses de infierno, y y seis de invierno.

1 de abril de 2009, 18:11  
Anonymous Anónimo dijo...

Mi sobrino se llama Manolo desde el día en que nació y la intención es que se llame así toda la vida.
También quiero apuntar que Madrid es, aunque en ello pierda la vida, la ciudad más generosa de España, todo el mundo la critica, pero ella siempre le abre sus brazos a todo el que llega. Se la trata con desprecio como a una buena madre que sabes que siempre te recibe bien. Luego todo el mundo en vacaciones sale de Madrid echando pestes, pero SIEMPRE VUELVEN... Y aquí no hay playa ni falta que hace, pero si mucha valentía, y el que no lo piense que se lea como fue la toma de Madrid en la guerra civil, nada que ver con la más que presta rendición de alguna otra ciudad de cuyo nombre prefiero no acordarme para no fastidiar a toro pasado. He dicho.
buenas tardes.
No soy de Madrid, pero vivo aquí desde los 8 años.
Carmen.

8 de abril de 2009, 20:04  
Blogger ITACA dijo...

Yo soy una madrileña de adopción, a la que esta ciudad le ha robado el alma. Me encanta vivir en Madrid y las posibilidades que te da esta ciudad que siempre acoge al que llega con los brazos abiertos

17 de abril de 2009, 21:51  
Anonymous Anónimo dijo...

se habla aquí también http://www.madrid.com

27 de abril de 2009, 19:07  

Publicar un comentario en la entrada

< al inicio