Suscríbete por RSS

La calle de la Princesa... ¿de qué Princesa?



De una que lo fue dos veces y nunca llegó a reinar, María Isabel Francisca de Asís, o la Chata, como era conocida popularmente. Hija primogénita de la reina Isabel II, dejó de ser la heredera a los seis años, cuando nació su hermano Alfonso. Nunca ambicionó el trono, pero no porque estuviera alejada de la política, ya que desempeñó un papel fundamental en la restauración que coronaría a su hermano como Alfonso XII.

Durante su reinado volvió a ser Princesa de Asturias, y tras su muerte en 1885 pudo haber reclamado el trono. En lugar de hacerlo, apoyó a la regente María Cristina y supervisó con cuidado la educación de su sobrino, Alfonso XIII. Viajó por España, Europa y América en representación oficial. Murió en el destierro, en París, solo cinco días después de abandonar Madrid tras el derrocamiento de Alfonso XIII en 1931. Se la recuerda como la infanta más carismática de la Historia de España.

Etiquetas: ,

4 comentarios:

Blogger Cenicienta dijo...

Parece una chica lista, sí.

28 de octubre de 2005, 10:12  
Blogger Jeremias dijo...

Que mal suena eso de 'ambicionó'.

28 de octubre de 2005, 10:41  
Blogger piradaperdida dijo...

hombre Jeremy, los tronos se ambicionan...

28 de octubre de 2005, 11:29  
Anonymous Anónimo dijo...

La Chata, fué un personaje muy querido por las gentes de Madrid, ya que su afición a los toros y las verbenas, le hacía mezclarse y compartir con el pueblo llano sus aficiones.
Cuando eligió partir al destierro no aguantó mas que 5 días, y murió.

28 de octubre de 2005, 12:48  

Publicar un comentario

< al inicio