Suscríbete por RSS

Puerta de América

Hotel Puerta de América
Hotel Puerta América, una foto de Zaqarbal

Su nombre evoca al nuevo continente, y su aspecto es fiel reflejo del crisol de nacionalidades que lo ha hecho posible. El hotel Puerta de América nace con la vocación de ser un espacio diferente que invite a soñar, no sólo a dormir. Por eso, cada una de sus doce plantas ha sido encargada a un diseñador de renombre internacional.

La segunda planta responde a la imaginación de Norman Foster, mientras que la quinta es el espacio reservado para Victorio & Lucchino. La 11ª está salpicada de los característicos trazos de Javier Mariscal. La última planta, que tiene doce grandes 'suites', recoge la sensualidad de Jean Nouvel, responsable de los vivos colores de la fachada. Alegres colores. Bueno, horteras.

Más | No os perdáis este especial de elmundo.es

Edición (9 de agosto de 2014) | Este post contenía enlaces a noticias en El Mundo que han sido retirados para evitar reclamaciones por el Canon AEDE.

Etiquetas:

9 comentarios:

Blogger El Replicante Nexus 7D dijo...

Sip, una pena que siendo tan hulo y vanguardista solo invite a soñar... bueno, ni a eso invita, porque pasar una noche ahí es para ricos, como V&L.

¿Ves? Cualquier cosa que se haga de esta forma se convierte en algo banal que solo se ve desde fuera, porque no está permitido verlo desde dentro.

Y si no que se lo pregunten a tooooodos los que duermen en la calle y que podrían comer el resto de todas sus vidas juntas con parte de lo que ha costado ese edificio.

Buena intención, mal desarrollo, escaso beneficio real, nula relevancia humana.

Que ataquen los problemas reales. Menos hoteles de cinco estrellas y más pisos asequibles para todos.

Eso sí, adorna un montón, sobre todo al lado del edificio Torres "Blancas" XD

18 de enero de 2006, 10:18  
Blogger Jac dijo...

La primera vez que escuché que se iba a construir un hotel en el que cada planta estaría diseñada por un arquitecto-decorador-artista, me dieron unos escalofríos tremendos. Menudo pastiche tendría que ser. Cuando vi la fachada, esos escalofríos se reprodujeron con más fuerza aun si cabe, mis peores temores se veían confirmados.
Ahora bien, una vez entras (tuve la gran oportunidad de visitarlo en un recorrido arquitectónico) se te cae la mandíbula al suelo, y no por la planta baja, que tiene su gracia, no. Las habitaciones son verdaderamente maravillosas. Tengo que reconocer que no todas, ya que a mi la V&L me horrorizo un poco, pero bueno, para gustos hay colores ¿no? Recomiendo la planta 8 de una tal Kathryn Findlay, la 1 de Zaha Hadid y 7 de Ron Arad por ese orden y el baño de la 12 de Nouvel.

Por otro lado, Omen, permíteme controvertir contigo. No estoy de acuerdo en absoluto en cuanto a la afirmación “mal desarrollo, escaso beneficio real, nula relevancia humana”. No se si estarás de acuerdo conmigo que la investigación que ha producido la construcción de este hotel puede tener mas beneficio del que en un primer momento puede parecer. Entiendo como investigación el proceso de proyecto y ejecución del mismo.
Es decir, en un momento dado, una serie de personas con unas capacidades reconocidas se han puesto a trabajar para dar respuesta a un planteamiento que es: “háganme ustedes una habitación preciosa” por ponerlo de alguna manera. Estas personas han dado 12 respuestas diferentes, cada una con unos puntos fuertes y otros flojos. Ahora están publicadas y en breve me imagino que muy documentadas (fotos, planos, croquis…) Una vez el gran publico posea dicha documentación, podrá utilizarla como base para otros desarrollos. Por ejemplo, puede servir a otros arquitectos para desarrollar otras propuestas. Propuestas que no tienen por que ser para ricos, puede que sean hasta para pisos de VPO o Trujipisos incluso. ¿Por qué no?

Seguro que sabes que hay mucha gente que cuestionaba la carrera espacial ¿verdad? “El Imperialismo Americano demostrando su fuerza frente al Comunismo Soviético” o viceversa decían (y aun dicen). Seguro que mucha gente decía entonces “mal desarrollo, escaso beneficio real, nula relevancia humana. Que ataquen los problemas reales.” Pues bien, te has preguntado de donde vienen los pañales desechables, el tubo de crema dental, el teflón, el velcro, la pintura anticorrosión , el termómetro digital, las zapatillas con absorción de choque, el sistema de ahorro de energía de la heladera, los marcapasos, la cirugía láser, sistema de ahorro de flujo de energía, las ecografías, los anteojos con recubrimiento contra la radiación, los alimentos deshidratados, los detectores de humo, las herramientas inalámbricas o el código de barras en las etiquetas de lo que compramos en el supermercado? ¡¡Incluso el microondas!!
Entiéndelo como un mundo en continuo desarrollo, como el GPL y el GNU, en el que al final todos nos beneficiamos de ello, aunque sea a largo plazo.


Pero a lo mejor prefieres que todos vistamos de gris…

Siento el rollo Pirada, y Omen, lo digo sin acritud. Un saludo.

19 de enero de 2006, 16:43  
Blogger piradaperdida dijo...

Jac, ¿a quién le vendes el alma para poder visitar edificios como éste? ¿hace falta ser arquitecto para que te dejen participar en visitas como la que describes?

19 de enero de 2006, 23:53  
Blogger Jac dijo...

¡¡Jajaja!! No, gracias a Dios no hace falta tanto como el alma. Solo suerte y contactos, como en casi todo en este mundo. Tengo una amiga de la carrera que trabaja en el estudio Lamela (uno de los mas grandes de España, el del aeropuerto entre otras cosas) y les ofrecieron unas cuantas plazas para una visita al hotel, y como no se llenaron aceptaron gente de fuera. Y me acoplé. :)

20 de enero de 2006, 11:57  
Blogger sacris dijo...

Antes de que lo abrieran tuve ocasión de estar dentro. Pasé dos dias limpiando cristales en ese hotel (por dentro) en un par de plantas. Muucho mucho lujo y lo q mas me moló fue el ascensor que va por fuera.

20 de enero de 2006, 16:38  
Blogger Ignacio_31 dijo...

¿En un edificio puede evocarse el descubrimiento de Colón?
¿No tine 13 plantas??, habré contado mal¡¡ en fin
es muy bonito el edificio, visto de noche, sobre todo.

20 de enero de 2006, 21:59  
Blogger Jeremias dijo...

Los arquitectos no deberían convertirse e divas, sino poner sus conocimientos para mejorar las ciudades y hacerlas más habitables. Como los cocineros, los periodistas, los bloggers, etc.

21 de enero de 2006, 16:10  
Blogger piradaperdida dijo...

Ya, pero la arquitectura siempre ha estado más cerca de la pintura y la arquitectura que de la cocina o la escritura.

Y hombre, no lleves estas palabras al extremo, pero la belleza también hace más habitable un hogar. La belleza no es solo que un color sea bonito o una forma original. Yo creo que hay que mirar más allá: a lo que transmite.

21 de enero de 2006, 17:56  
Blogger El Amo dijo...

Laura, te voy a contar algo que te convencerá de que ese hotel es una muestra más del fracaso total del ser humano ante sí mismo. Again.

Ese hotel se levanta sobre una parcela de terreno que desde hace muchos años estaba destinada para albergar un parque público. Sucesivos alcaldes de Madrid fueron ignorando este destino, con lo que la parcela seguía siendo un descampado cercado por vallas de obra donde dormían los vagabundos en verano, se drogaban y emborrachaban algunos jóvenes y no tan jóvenes... Estamos hablando de un solar a 150 metros del Metro de Avenida de América.

El final de la historia ya lo conoces, terminaron por recalificar el terreno y vendérselo a la cadena hotelera que tan buen uso ha hecho de ella. Lo importante en esta vida no es la arquitectura, el arte, las letras, la tecnología... Lo importante son las personas y, una vez más, dan pena. Al menos a mí me la dan.

Dicho ésto, ¿echamos un polvo en Madrid?

9 de febrero de 2006, 10:49  

Publicar un comentario

< al inicio