Suscríbete por RSS

Memorias del Price



Hace algunos años, cuando el Circo Price todavía no había reabierto sus puertas, compartimos en este blog un post sobre su historia.

Ya entonces despertó una avalancha de nostalgia entre los lectores, y desde su publicación han sido muchos los que han ido desfilando por los comentarios para compartir sus emocionantes memorias del Price.

Va por vosotros, los niños del Price, que tenéis 50, 60, 70 años ¡y más!

Fuí de niño al Circo Price, así como suena no "Circo Prais", un mundo mágico de colores, sensaciones e imágenes, cuando no existía ni la tele, ni los pc, incluso en una ocasión me toco un tren Payá de hojalata en el sorteo del descanso, un día inolvidable y eso que han pasado 45 años.
-Ernesto


Yo estuve en la última función del Circo Price. Pero no debo ser TAN mayor, porque todavía me acuerdo. Es más, si cierro los ojos, rebuscando en el trastero de la memoria, aun puedo ver la pista redonda de arena, delimitada con unos cajones pintados de rojo y blanco. Y un señor que se lanzaba, desde no sé cuántos metros de altura, hasta un pequeño pilón lleno de agua. Aunque no debía ser agua, porque estaba en llamas. Y también ví actuar, aunque eso fue otrodía, a un tipo con una laaaaarga camiseta roja. Llevaba una guitarra en una mano y una silla en la otra. No dijo una palabra. No tocó una nota. Pero recuerdo que reí y reí y reí, como nunca he vuelto a reir en mi vida (y eso que me he reido mucho). El tipo de la camiseta era un tal Charlie Rivel. Años más tarde, en alguna parte lei que era un genio, y entendí el significado de la palabra genio. Siempre me he preguntado por qué este genio no tiene calle en Madrid.
-Nepión



Recuerdo aquellos días cuando niño, que mi mundo , todo mi mundo era el circo, esperaba cada invierno con gran ansiedad la llegada de la Navidad no solo por los posibles regalos, esperaba la llegada a casa de mis padres que actuaban regularmente en un circo con el que yo siempre soñaba y que formaba parte de mi corta vida. El Circo Price representó para mí durante muchos años, pasado presente y futuro de mis ilusiones.

Siempre recordaré a Pinito del Oro, Los Raluy's, Familia Caroli, Pekades, Los Francescos, los Chen-tu-ching, los elefantes del Knie, Harry Althoff, Kolmedy, solo por nombrar a unos pocos.

El Circo Price significaba para mi el mundo, todos los idiomas todas las culturas, todo un mundo al alcance de mis pequeñas manos y sin salir de casa.
-Guillermo



Un domingo en la función de las cuatro de la tarde, un espectador dejo su jabardina doblada encima del redondel de pista correspondiente a su asiento.
Cuando salieron los leo@s, fueron directamente a por la prenda que lograron introducir dentro, la pelea entre ellos era de tan magnitud que la jaula empezo a moverse violentamente, teniendo que abrir todas las puertas de emergencia para que el público saliera.
El domador pudo hacerse con la situación, incluso con el riesgo de su vida. Fue tan enorme la ovacion que se llevo, que jamás de se olvidara.
-César


Hola,amigos del circo yo os diré que soy una de tantas niñas que visitarón el circo Price ya han pasado unos cuantos años pero os diré que aún lo recuerdo,era fascinante ver los elefantes,trapecistas,payasos,al domador de leones Angel Cristo cuando esa fatidica tarde un león le atacó y le quito media oreja,era alucinante ver tanto arte,a Pinito del Oro espectacular siempre lo he recordado a pesad que era muy pequeña pero los buenos momentos de felicidad siempre se recuerdan,yo actualmente tengo 53 años y aun recuerdo con una sonrisa esa época de ilusión
-Consuelo


Recuerdo bien el dia que fui al Price, alrededor de 1963, con mis padres. Habiamos llegado de los Estados Unidos hacia solamente un mes y, con 10 años, me sentia aun raro de vivir en un pais lejano.

Gracias al Price me enamore del circo, de Pinito, y de España, llegando a sentirme mas Español que cualquiera. Luego siempre recorde al Price como un hilo majico que unio mi corazon con todo lo que era castizo y Español. Hoy en dia aun recuerdo el Price y la España de entonces con cariño y, si cierro los ojos y me pongo a pensar, todaviqa puedo ver a Pinito meciendose desde las alturas sobre una silla.
-Anónimo


La demolición del Circo Price supuso para los niños madrileños que nos cobijamos bajo su fría carpa tantos domingos, lo que para la siguiente generación la muerte de Rodríguez de la Fuente o Fofó. Lamentablemente hoy no se llora la desaparición de monumentos.
-Johnymepeino


Tengo al Circo Price como uno de esos lugares míticos, del que he oído contar cosas maravillosas. Entre otras, que al parecer se organizaron allí los primeros conciertos de rock de Madrid, cuando Miguel Ríos se llamaba Mike Ríos.
-Carlos


¿Y vosotros? ¿Lleváis dentro también a uno de esos niños del Price?


Foto| Fondo Museo de Historia

Etiquetas:

5 comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Esta es una foto del año 1963, en ella se ve a un jovencísimo mago, Juan Tamariz actuando en el Circo Price.
http://www.facebook.com/photo.php?fbid=490782332308&set=a.490767012308.262980.198075617308&type=3&theater

Con cariño Ana Tamariz.

19 de febrero de 2012, 5:31  
Blogger piradaperdida dijo...

¡Preciosa Ana! Muchas gracias por compartir la fotografía :)

Laura

19 de febrero de 2012, 19:28  
Anonymous Anónimo dijo...

Si alguien me pregunta que es lo que más feliz hizo mi niñez le contestaré que haber podido DISFRUTAR del Circo Price en el sentido más amplio de la palabra ya que tengo la gran suerte de ser nieta del Sr. Manuel que fue el conserje del Circo motivo por el cual aquella también era mi casa. Recuerdo que la emoción me embargaba cuando junto con mi padre, subía por la calle Barquillo y de repente ahí estaba en la emblemática Plaza del Rey con todo su esplendor y cuando entraba por sus puertas temblaba de emoción porque, que hay más maravilloso que el Circo para un niño?, al menos para los niños de esos tiempos. Hoy tengo 48 años y estoy segura que la nostalgia que siento cada vez que lo recuerdo me acompañará toda mi vida porque allí viví momentos inolvidables sobre todo cuando llegaba la Navidad y veía a los camellos en el patio preparados para salir a pista o cuando me despertaba por la mañana y oía a los enormes elefantes en las cuadras, creo que por eso en mi casa hay tantos elefantes porque aquel recuerdo se ha convertido en mi afición.
Me alegro que para vosotros también tenga ese especial significado y que como yo lo recordeis con tanto cariño, es lo menos que se merece por los buenos momentos que nos hizo pasar. UN GRAN APLAUSO POR EL PRICE.

10 de noviembre de 2012, 0:37  
Anonymous Anónimo dijo...

Desde esta pagina creada para mi querido gran Circo Price, el recuerdo para un miembro de esa gran familia que forma el circo, MILIKI. Te vamos a echar mucho de menos.

Un abrazo a la familia y mi más sentido pésame.
Carmina.

18 de noviembre de 2012, 23:05  
Blogger Laura Blanco dijo...

A la lectora anónima que era nieta del conserje, muchas gracias por compartir con nosotros tu recuerdo del Price, ¡me ha parecido muy emocionante!

A Carmina, gracias por recordar a Miliki, la verdad es que es una gran pérdida.

27 de noviembre de 2012, 20:00  

Publicar un comentario

< al inicio