Suscríbete por RSS

Bandas sonoras

Mientras la bola que hay en Sol
a las doce se deje caer
con el viejo compás de Bretón,
y la Cibeles siga aquí
no se asusten, que no cambia Madrid.

Mientras las ruedas de un timón
lentamente se pongan a andar
contemplando las rosas de abril
no morirá
ni cambiará
Atocha, el Prado o Chamberí.

Ay, Madrid de mi vida
primavera del mundo
yo también vengo a verte
y a cantarte con mi amor.
Siempre duerme Madrid
entre nardos en flor.

De Madrid al Cielo
y un agujerito para poder verlo
cantar y bailar
queda un organillo
queda una verbena
quedan tres pañuelos y una falda de percal.

De Madrid al Cielo
y un agujerito para poder verlo
y poder siempre soñar
porque en esta tierra
pasan tantas cosas
que al final de todo
no pasa na'.
De Madrid Al Cielo, tema central de la película homónima de 1952.

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Anonymous Casas rurales en Madrid dijo...

No tenía ni idea de que esa expresión tan castiza hubiera sido sacada de una canción.
¿Qué es?, ¿Un chotis?

29 de julio de 2010, 11:12  
Blogger piradaperdida dijo...

La cantaban en una peli llamada "De Madrid al cielo" que se estrenó en 1952. Imagino que la película adoptó la expresión y no al revés.

Saludos!!

29 de julio de 2010, 11:23  

Publicar un comentario en la entrada

< al inicio