Suscríbete por RSS

La Posada del Peine

Posada del peine


Casi quinientos años de Historia nos contemplan desde el número 17 de la calle de Postas. Se trata de la Posada del Peine, que se jacta de ser el establecimiento hotelero más antiguo de España.

Corría el año 1610 cuando a un tal Juan Posada se le ocurrió crear un alojamiento de lujo para los huéspedes y forasteros que llegaban a la Corte. Alcanzó el establecimiento tanta fama que el apellido del fundador sirve para denominar a ese tipo de hospedaje. Durante muchos años, hasta la creación de los hoteles, pervivió la distinción entre mesones (frecuentados por los comerciantes, donde se daba de comer también a sus animales), posadas (de más distinción, donde se alojaban caballeros que no gozaban de buena situación), hosterías (destinadas a aristócratas) y albergues (para las clases inferiores).

De la Posada del Peine se han dicho muchas cosas, como que enla habitación 126 existía una puerta secreta que conducía, a través de unas escaleras, a una habitación oculta donde más de un personaje se escondió en tiempos comprometidos. También se dice que en las habitaciones más modestas apenas cabía la cama y la mesilla, y la ventilación era un desastre.

¿Por qué del peine? No he conseguido averiguarlo, prometo que la investigación queda abierta. En cualquier caso, la Posada del Peine es y será siempre «histórica, destartalada y entrañable», como Camilo José Cela la describió una vez.

Etiquetas: ,

27 comentarios:

Blogger el brujo don carlos dijo...

Y yo que pensaba que el nombre venía de que la gente se posa a descansar en estos lugares :)

13 de noviembre de 2005, 23:38  
Anonymous Marjorie dijo...

que casa mas bonita! felicidades para tu blog, me gusta mucho y lo visito a menudos :-)

13 de noviembre de 2005, 23:42  
Blogger Cenicienta dijo...

A lo mejor es por los dibujos y esos especie de dientes que tiene en la fachada. Lo del nombre, digo.
O a ver...

Hubo una vez una dulce doncella que alojada en la posada se dejó abandonado un peine de marfil que guardó el posadero. Éste había quedado prendado de la belleza y gracia de la muchacha. Al tiempo, la chica volvió a la posada y comprobó, no sin cierta sorpresa, que el posadedo guardaba con delicadeza su peine en urna de crital. En agradecimiento se lo regaló definitivamente y de paso, se quedó a vivir con él, convirtiéndose en la posadera más feliz de la historia...

Me la he inventado.. pero pega!!!
jejejej

14 de noviembre de 2005, 10:24  
Blogger Jeremias dijo...

Sí, menuda imaginación tienes, bonita xD

14 de noviembre de 2005, 12:20  
Anonymous El posadero dijo...

Hola, me gusta la historia sobre el orígen de la "posada", pero me da que algo no encaja, porque ya en su primera salida, 1604, Don Quijote va a una de ellas.

14 de noviembre de 2005, 13:14  
Blogger piradaperdida dijo...

jejeje seguramente tengais razón y sea al revés y al tal Juan lo llamaban Juan Posada por que era el de la posada...

14 de noviembre de 2005, 14:44  
Blogger piradaperdida dijo...

ah, Ceni, que no te lo he dicho: me encanta tu versión ;)

muy cenicienteña :P falta que el peine se lo hubiera regalado su hada madrina

14 de noviembre de 2005, 14:45  
Anonymous Anónimo dijo...

Hace tiempo que no le el Quijote, pero me parece recordar que lo que el hidalgo frecuenta son "ventas".

El ventero

14 de noviembre de 2005, 14:46  
Blogger piradaperdida dijo...

uy uy uy... pues es verdad, se habla de ventas.

Quién tuviera un Diccionario de Autoridades a mano, porque pronto salíamos de dudas sobre qué autores emplearon el término posada. En rae.es no está disponible :(

14 de noviembre de 2005, 14:56  
Blogger Ignacio_31 dijo...

Mmmm... Es muy curioso las leyendas por así decirlo que cuentan sobre esa posada...mas metiría si te dijera que ya conocía la existencia de esta "posada"
Gracias por la información.

14 de noviembre de 2005, 20:19  
Anonymous El posadero dijo...

Por intentar aclarar mas lo de "posada", en el Quijote se citan 12 veces; en El Lazarillo de Tormes, 1554, ya en su quinto párrafo la menciona. Bartolome Joly, francés que escribió uno de los primeros Viaje a España en 1603, define las posadas como "gran porqueria" y "nada hospitalarias" con camas infestadas de pulgas. Por ello creo que la citada palabra ya era utilizada desde los primeros tiempos del castellano.
Saludos

15 de noviembre de 2005, 13:25  
Blogger Jeremias dijo...

¿A que no sabéis que 'azar' viene del árabe? xD

15 de noviembre de 2005, 17:35  
Blogger piradaperdida dijo...

¿y qué tiene que ver el 'azar' en esto? aunque sea árabe...

15 de noviembre de 2005, 17:37  
Blogger Jeremias dijo...

Es que me empiezo a parecer a Arcadi Espasa... perdón, EspaDa.

Lo del azar viene por los juegos de dados, costumbre que se trajeron los cruzados para Europa de Oriente.

16 de noviembre de 2005, 0:23  
Blogger posadera dijo...

Respecto a por qué se llama Posada del peine, es porque antiguamente el posadero era tan modesto que sólo tenía un peine para poder ofrecer a sus huéspedes que colgaba de cada una de sus habitaciones.
La Posadera

23 de diciembre de 2005, 5:16  
Blogger piradaperdida dijo...

um, ¡curioso!

23 de diciembre de 2005, 16:26  
Anonymous olga maria ramos dijo...

Querida pirada
Mañana acudo a la calle Postas para aisitir al descubrimiento de una placa de bronce frente a la Antigua relojería de la calle de la Sal para más tarde continuar frente a La Posada del Peine donde también se coloca otra placa. En ambas se reconoce la antigüedad de los dos establecimientos. Buscando algo de información sobre la posada para mi amigo Mario Clavell (autor, entre otros, de los boleros "Somos" y "¡Abrázame así") me encuentro con tu explicación sobre la posada. Gracias por la información ¡castiza! Veo que te preguntas: "¿Por qué se llama así?" te diré que era porque en todas las habitaciones había un peine colgado de una cuerda. Entonces era bastante cochambrosa, tanto es así que cuando algún lugar era sucio y apestoso se decía: "¡Parece la Posada del peine!". Besitos agradecidos por amar tanto a Madrid, Olga

24 de mayo de 2007, 1:31  
Blogger Stultifer dijo...

El nombre de la Posada se debe al peine que, como cortesía para los clientes, se colgaba atado con una cuerda al lavamanos de cada habitación. Lo de la cuerda lógicamente se hacía para evitar su robo, algo que hoy puede resultarnos chocante, pero no lo es tanto si pensamos en las toallas, y en otros muchos objetos que pueblan las casas de algunos turistas.

Leído en Madrid foto a foto

Saludos y seguir investigando.

31 de julio de 2008, 12:53  
Anonymous Anónimo dijo...

Fué mi primera vez y me encantó con el hombre al que quise y querré toda mi vida

20 de septiembre de 2008, 11:25  
Anonymous SCHEREZADE dijo...

A SCHEREZADE LE ENCANTO LA POSADA DEL PEINE HACE MUCHO TIEMPO ATRAS YA LA HABIA VISITADO Y POR ESO VOLVIO DESPUES DE 400 AÑOS.

20 de septiembre de 2008, 11:27  
Blogger manix1 dijo...

Yo se ,quien puede ser el fantasma de la posada.

15 de marzo de 2010, 14:54  
Blogger piradaperdida dijo...

Uy pues cuenta, cuenta... no nos dejes con la miel en los labios por favor :)

15 de marzo de 2010, 15:03  
Anonymous enigmasmisterio dijo...

Muy interesante lo de la posada esta. Habra que ir a investigar a ver si es verdad las leyendas que se dicen sobre este lugar. Yo he oido que suceden cosas extrañas en este lugar atribuido a fantasmas.

14 de marzo de 2012, 14:05  
Blogger manix1 dijo...

Buenas tardes
Puede que pronto me decida a contar una vivencia
en la posada.

17 de marzo de 2012, 20:53  
Blogger manix1 dijo...

Hola: soy Jose De Las Peñas Pascual
Mi relato relacionado con esta posada.

Nos situamos en el año 1968

En abril de este año yo entre a trabajar de aprendiz en un almacen de merceria, de la calle

Pontejos nº 1, se llamaba Manuel Fernandez Aedo s.a. yo era el chico de los recados.

Y en la entrada de la posada,entre los coches aparcados, habia un señor invalido en un carrito muy rudimentario a motor,

aunque no funcionaba pues habia que empujarlo .

Este señor se llamaba,Bienvenido, los chicos le deciamos "Bienve" estaba alojado en la posada,

y lo que haciamos todos los dias excepto domingos y festivos que no abrian las tiendas donde trabajabamos era lo siguiente;

por la mañana antes de entrar a las tiendas,sobre las 9 am, subiamos a la tercera o cuarta planta donde tenia su habitacion

y entre dos , le cogiamos por las axilas y le bajabamos por las escaleras hasta el carrito,le sentabamos y le colocabamos la

caja del tabaco que vendia,por paquetes y sueltos ademas de cerillas,mecheros etc:que es de lo que vivia y a continuacion

empujabamos el carrito hasta la calle ,le poniamos en el hueco que habia libre entre los cohes aparcados ,entrabamos en el bar

"La Joya" le pediamos un cafe y un bollo y se lo tomaba; luego si necesitaba reponer la mercancia ibamos al estanco que

estaba en un portal enfrente .

Y despues nos ibamos cada uno a su tienda,luego durante el dia, si saliamos a hacer algun recado,nos pasabamos por alli

para ver si necesitaba algo,nos daba algun cigarrillo que nos lo fumabamos alli charlando con el.

Este señor fue pintor de cuadros y a pesar de tener invalidas las manos,tenia un cuadernito y se entretenia haciendo dibujos

a lapiz muy bonitos y biem hechos.

Al medio dia y por la noche comia bocadillos ,pues yo no le vi nunca comer otra cosa.

Por la tarde a las 8.30 saliamos de trabajar y nos ibamos alli para subirle a su habitacion .

Un dia por la noche me encontre solo para subirle y a gente que pasaba por alli le decia que si me ayudaban a

subirle y paso un buen rato hasta que un buen hombre me ayudo.

Un dia Bienve, se puso enfermo con gripe y estubo varios dias que no le bajabamos,pero por la mañana antes de entrar

al trabajo,durante la mañana y por la tarde nos pasabamos a verle por si necesitaba algo, yo concretamente al medio dia

antes de entrar a la tienda,todos los dias subia a la habitacion me sentaba a los pies de su cama y charlabamos,pero al tercer o cuarto

dia de ponerse malo,yo estaba sentado leyendo una novela del oeste y le escuche dar unos ronquidos muy raros,

al rato ya me llegaba la hora de irme a mi trabajo le llame varias veces y no despertaba yo asustado baje corriendo

al recepcionista y subimos y Bienve habia muerto.

Al dia siguiente le enterraban, fuimos varios chicos al entierro y en el cementerio aparte de nosotros habia tres o cuatro

personas y uno de ellos nos dijo que era su hermano,nos dio una direccion apuntada en un papel y nos dijo que si

necesitabamos algun dia algo que nos pasaramos por alli.

Quizas alguien como yo se acuerde de Bienve.

20 de marzo de 2012, 20:15  
Anonymous Anónimo dijo...

Hola: soy Jose De Las Peñas Pascual
Mi relato relacionado con esta posada.

Nos situamos en el año 1968

En abril de este año yo entre a trabajar de aprendiz en un almacen de merceria, de la calle

Pontejos nº 1, se llamaba Manuel Fernandez Aedo s.a. yo era el chico de los recados.

Y en la entrada de la posada,entre los coches aparcados, habia un señor invalido en un carrito muy rudimentario a motor,

aunque no funcionaba pues habia que empujarlo .

Este señor se llamaba,Bienvenido, los chicos le deciamos "Bienve" estaba alojado en la posada,

y lo que haciamos todos los dias excepto domingos y festivos que no abrian las tiendas donde trabajabamos era lo siguiente;

por la mañana antes de entrar a las tiendas,sobre las 9 am, subiamos a la tercera o cuarta planta donde tenia su habitacion

y entre dos , le cogiamos por las axilas y le bajabamos por las escaleras hasta el carrito,le sentabamos y le colocabamos la

caja del tabaco que vendia,por paquetes y sueltos ademas de cerillas,mecheros etc:que es de lo que vivia y a continuacion

empujabamos el carrito hasta la calle ,le poniamos en el hueco que habia libre entre los cohes aparcados ,entrabamos en el bar

"La Joya" le pediamos un cafe y un bollo y se lo tomaba; luego si necesitaba reponer la mercancia ibamos al estanco que

estaba en un portal enfrente .

Y despues nos ibamos cada uno a su tienda,luego durante el dia, si saliamos a hacer algun recado,nos pasabamos por alli

para ver si necesitaba algo,nos daba algun cigarrillo que nos lo fumabamos alli charlando con el.

Este señor fue pintor de cuadros y a pesar de tener invalidas las manos,tenia un cuadernito y se entretenia haciendo dibujos

a lapiz muy bonitos y biem hechos.

Al medio dia y por la noche comia bocadillos ,pues yo no le vi nunca comer otra cosa.

Por la tarde a las 8.30 saliamos de trabajar y nos ibamos alli para subirle a su habitacion .

Un dia por la noche me encontre solo para subirle y a gente que pasaba por alli le decia que si me ayudaban a

subirle y paso un buen rato hasta que un buen hombre me ayudo.

Un dia Bienve, se puso enfermo con gripe y estuvo varios dias que no le bajabamos,pero por la mañana antes de entrar

al trabajo,durante la mañana y por la tarde nos pasabamos a verle por si necesitaba algo, yo concretamente al medio dia

antes de entrar a la tienda,todos los dias subia a la habitacion me sentaba a los pies de su cama y charlabamos,pero al tercer o cuarto

dia de ponerse malo,yo estaba sentado leyendo una novela del oeste y le escuche dar unos ronquidos muy raros,

al rato ya me llegaba la hora de irme a mi trabajo le llame varias veces y no despertaba yo asustado baje corriendo

al recepcionista y subimos y Bienve habia muerto.

Al dia siguiente le enterraban, fuimos varios chicos al entierro y en el cementerio aparte de nosotros habia tres o cuatro

personas y uno de ellos nos dijo que era su hermano,nos dio una direccion apuntada en un papel y nos dijo que si

necesitabamos algun dia algo que nos pasaramos por alli.

Quizas alguien mas, como yo se acuerde de Bienve.

24 de marzo de 2012, 10:15  
Anonymous Anónimo dijo...

si esta historia es cierta ,Bienve ,encontro en su camino gente buena ,con corazón ,estoy segura que vosotros os debeis encontrar super satisfechos con vosotros mismos felicidades

26 de mayo de 2012, 20:35  

Publicar un comentario

< al inicio