Suscríbete por RSS

Los desconocidos del metro

La gente en Madrid andaba de otra manera, miraba, se vestía y hablaba de otra manera, con una especie de desgarro; yo espiaba los rostros cambiantes que, alguna rara vez, se fijaban unos instantes en el mío, sobre todo durante los trayectos en el metro, dentro del vagón donde no había que pedir excusas por rozarse con otros cuerpos y aspirar su olor, me gustaba el olor de aquella gente desconocida que podía estarse preparando para apearse en la próxima estación, a la que iba a perder de vista irremisiblemente, trataba de descifrar, por la expresión de sus rostros y el corte de sus ropas, a qué oficio se dedicarían o en qué irían pensando...

Carmen Martín Gaite, El cuarto de atrás


Créditos de la imagen | Metro, de Daniel Alonso

Etiquetas:

9 comentarios:

Blogger El blog de Tetuán por BeaBurgos dijo...

He llegado aquí desde la red Madroñosfera. Me atrajo el título y la verdad es que las palabras de Carmen Martín Gaite siempre es bonito recordarlas. Gracias. Qué gran escritora!
Besos,

22 de noviembre de 2010, 12:25  
Blogger piradaperdida dijo...

¡Hola Bea! La verdad es que me encanta Martín Gaite, espero que el título no te desilusionara :)

Besotes
Laura

22 de noviembre de 2010, 12:32  
Blogger dunaem dijo...

"me gustaba el olor de aquella gente desconocida que podía estarse preparando para apearse en la próxima estación"

Bello detalle de Paris: el metro huele a humanidad hasta ponerte malo. Verídico.

23 de noviembre de 2010, 22:34  
Blogger XOXO-productions dijo...

¿de quien es este zapatito?
de una chica muerta
ohh ¿quien ha sido?
un duo torpe
¿por que lo han hecho?
ha sido pura concidensia
pero porque ella esta regia y sonriente?
en realidd se saborea
¿la razon?
la caceria comienza
las inconquistables te atreves a entrar...?

27 de noviembre de 2010, 23:45  
Blogger ROMO XIII dijo...

¡Grande Martín Gaite! El metro siempre ha dado buen juego para las elucubraciones, ¡...pero cómo lo contaba!

Salud!

28 de noviembre de 2010, 1:47  
Blogger Matritensis dijo...

El metro es una fuente inagotable de historias, yo que casi vivo en el, creo que es así.
Lo del olor... depende, va por barrios, horarios y estaciones, en invierno por la mañana huele la gente bien, menos cuando llueve que algunos huelen a perro mojado.

Besotes Laura ;)

29 de noviembre de 2010, 8:58  
Blogger piradaperdida dijo...

Sí, lo del olor depende mucho. Aquí Martín Gaite lo dulcifica porque son recuerdos de niñez y era una romántica :) Aunque para mí, lo que peor huele los días de lluvia sin duda alguna son los autobuses!

Besotes!!
Laura

29 de noviembre de 2010, 9:26  
Anonymous chechimadrid dijo...

las palabras con muy bonitas, pero al foto mas!

13 de enero de 2011, 15:18  
Anonymous Anónimo dijo...

bonito gesto.
un saludo


http://www.solnetcs.com/

10 de mayo de 2011, 9:16  

Publicar un comentario

< al inicio