Suscríbete por RSS

Jueves Santo Madrileño


Cartel de Doña Mariquita de mi corazón


Jueves Santo Madrileño es el título de un peculiar pasacalles perteneciente a la opereta Doña Mariquita de mi Corazón, obra del maestro Francisco Alonso. Quizá por sí solo, su nombre no os diga mucho, pero es el compositor del famoso chotis El Pichi.

Este pasacalles es muy particular porque el maestro Alonso se atreve a combinar en cierto fragmento el ritmo del pasodoble con el ritmo propio de las procesiones, logrando un efecto muy original.

Os invito a escucharlo y a darle una lectura a las letras que escribió José Muñoz Román, que ponen voz a una mujer que se muestra arrepentida porque, en un día de Jueves Santo como hoy, en lugar de tener pensamientos piadosos se entretuvo en otros más... terrenales.





Madrileña:

Jueves Santo madrileño
que relumbras más que el sol,
pues te prestan las mujeres
con la luz de sus miradas
el más vivo resplandor.
Llevan todas en sus ojos
un destello de ilusión
y en el pecho los claveles,
en la espalda la mantilla
y en el alma una oración...
Hay en el aire fragancia de azucenas,
que es primavera,
y está Madrid en flor...
Y por las calles tengo que cruzar ligera,
porque el hombre que me sigue,
con sus frases de pasión
me va a quitar la devoción.


Coro:

Jueves Santo madrileño,
que relumbras más que el sol,
pues le prestan las mujeres
con la luz de sus miradas
el más vivo resplandor.
No me sigas esta tarde
por las calles de Madrid;
déjame, serrano mío, con fervor
rezar por ti.


Madrileña:

¡Ay, Virgen de la Paloma,
consuelo de mis pesares!
Haz, Madre, que su amor me sea fiel,
y siempre así me diga él:
Un día de Jueves Santo,
morena mía, te conocí;
brillaban tus ojos tanto
que el sol envidia sintió de ti...
Te dije que te quería,
y hoy pido perdón a Dios
pensando que en ese día
no le rezamos ni tú ni yo...


Coro:

Un día de Jueves Santo,
¡ay, madre mía!, le conocí,
brillaban mis ojos tanto
que el sol envidia sintió de mí.
Me dijo que me quería,
y hoy pido perdón a Dios
pensando que en ese día...


Madrileña:

No le rezamos ni tú ni yo

Etiquetas:

2 comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Sí?

27 de abril de 2011, 12:36  
Anonymous Anónimo dijo...

que bonito Madrid y sus costumbres!! oleeee

4 de agosto de 2012, 2:37  

Publicar un comentario en la entrada

< al inicio