Suscríbete por RSS

Madrid según... Norman Foster

Madrid es una ciudad fantástica con un ADN único. No se puede confundir con ninguna otra en España ni en el mundo y eso es maravilloso. Dicho esto, no puedo dar soluciones instantáneas al ADN de Madrid con el fin de improvisar la calidad de la vida urbana de los que viven, los que trabajan y los que la visitan. Como le decía hablando de Londres, cuando se analiza una ciudad, se da uno cuenta de que una sola intervención pequeña puede tener un impacto gigante en términos de cambio de la calidad de uso de los espacios públicos. Lo importante es trabajar directamente con los alcaldes, con alguien que tenga un grado de respeto público y autoridad suficiente, y trabajar por zonas de la ciudad, sus espacios públicos, y atajar los problemas de transporte y circulación.


Etiquetas: ,

4 comentarios:

Anonymous cáncer dijo...

Hola:

Bueno, supongo que todas las ciudades tienen su propio "ADN", que todas son inconfundibles. Dicho esto, incluso Norman Foster se vería en dificultades para solventar los problemas de urbanismo de cualquier gran ciudad. Si diseñar un brillante edificio es difícil, ¿qué podemos decir de toda una urbe?

Saludos.

10 de noviembre de 2007, 19:00  
Blogger piradaperdida dijo...

sí, reconozco que es difícil, pero ya que lo mencionas... aunque sea algo utópico, las grandes ciudades como Madrid realmente necesitarían un buen "arquitecto urbano" que supiera orquestar los barrios, espacios verdes y arterias principales de forma inteligente y armónica

10 de noviembre de 2007, 19:02  
Anonymous cáncer dijo...

Por supuesto que sí. Y es utópico porque habría que empezar de nuevo. Además, una ciudad puede ser una joya arquitectónica y un desastre urbanístico (y a la inversa).

10 de noviembre de 2007, 19:35  
Blogger piradaperdida dijo...

estoy de acuerdo con el contraste entre joya arquitectónica/desastre urbanístico...

aunque creo que el verdadero mérito del arquitecto urbano estaría en poder trazar las ciudades sin necesidad de tirarlo todo abajo primero

10 de noviembre de 2007, 19:37  

Publicar un comentario en la entrada

< al inicio